23/2/15

Anemia: un vínculo de riesgo a padecer del mal de Parkinson 23-02-2015


Anemia: un vínculo de riesgo a padecer del mal de Parkinson

El mundo de la medicina ha avanzado a pasos agigantados. Hoy en día, existen diversos métodos para detectar la mayoría de enfermedades a tiempo; también los medicamentos y tratamientos para contratacarlas o controlarlas. A pesar de ello, científicos en la medicina siguen buscando otras posibilidades, como: el vínculo de una enfermedad con otra. Y recientemente, han encontrado que existe una correlación entre la anemia y el mal del Parkinson.


"Nos sorprendió descubrir que la anemia crónica o niveles bajos de hemoglobina tenían una vinculación con el riesgo para la enfermedad de Parkinson, entre 20 a 30 años después", dijo Walter Rocca, médico neurólogo de la Mayo Clinic y lider de la investigación.

¿Qué es la anemia?

La anemia ocurre cuando la sangre no tiene suficiente hemoglobina (proteína en los glóbulos rojos que transporta oxígeno desde los pulmones hacia el resto del cuerpo). Una de las causas comunes de la anemia es la falta de hierro, ya que el organismo necesita hierro para fabricar hemoglobina.

"En el estudio, que se analizaron los casos de 196 personas que desarrollaron la enfermedad de Parkinson, desde 1976 hasta 1995, se observó tanto anemia diagnosticada por un médico como valores bajos de hemoglobina", dijo Rocca.

Rocca aseguró que se trata de un estudio inicial y que aún es necesario realizar más estudios para confirmar los resultados completamente. Aún no queda clara la causa de esta relación, pero Rocca dijo que continuará con la investigación y que ésta podría derivar en nuevas formas de evitar o tratar la enfermedad de Parkinson.

¿Qué puede causar la anemia?

Los médicos tienen una lista de situaciones que podrían ocasionar bajos niveles de hierro, entre los que se encuentran la falta de hierro en la dieta, crecimiento acelerado entre los niños, el embarazo, y la pérdida de sangre.

Por eso, los dietistas recomiendan tener una alimentación balanceada que contenga hierro y también vitamina C: que es el transportador del hierro en el organismo. Por eso es importante comer carne con vegetales y ensaladas; éstas ayudan a que el cuerpo absorba el hierro", dijo la nutricionista Malena Perdomo.

Según Perdomo, el mito de que demasiado consumo de hierro puede engordar, es incorrecto; aunque todo debe hacerse con moderación. Media taza de frijoles, gran proveedor de hierro, puede ser equivalente a una rebanada de pan.

Comidas con alto contenido de hierro:

- Hígado y otras carnes /// - Mariscos.

- Frutas secas como ciruelas pasas y uvas pasas.

- Vegetales verdes /// - Granos enteros.

- Panes y cereales fortificados con hierro.

22/2/15

Prueba de aliento para diagnosticar la Enfermedad de Parkinson


Prueba de aliento para diagnosticar la Enfermedad de Parkinson

unocero.com

Investigadores de la Universidad de Cambridge y el Instituto de Tecnología de Israel han desarrollado un novedoso test que permitiría detectar precozmente la Enfermedad de Parkinson a través del aliento.

La Enfermedad de Parkinson es una patología que afecta al sistema nervioso en el área encargada de coordinar la actividad, el tono muscular y los movimientos. En estas areás afectadas las neuronas que producen una sustancia química llamada dopamina mueren o no funcionan adecuadamente.

Actualmente no existe ninguna prueba que permita confirmar la presencia de esta enfermedad neurodegenerativa, cuyo diagnóstico suele basarse en la detección de determinados síntomas y el uso de técnicas de imagen cerebral para descartar otros trastornos. Lo que hace que, en muchos casos, su diagnóstico se produzca cuando la enfermedad ya está avanzada. Motivo por el cual un diagnóstico precoz es clave para comenzar a tratar la enfermedad cuanto antes, de ahí que lleven años buscando diferentes mecanismos para mejorar su detección.

En esta investigación, el trabajo se centró en la pérdida progresiva de células nerviosas del cerebro y en la huella química que deja en el organismo para desarrollar el test de diagnóstico. Para ello, han buscado biomarcadores en sangre, líquido encefalorraquídeo y aliento exhalado, donde han encontrado algunos compuestos orgánicos volátiles (COV) que podrían alertar del deterioro cerebral que se está produciendo.

En su primer ensayo clínico realizado en Israel a 57 personas, el test permitió identificar a aquellos que habían desarrollado la enfermedad e incluso distinguir entre diferentes subtipos, en función de la presencia y cantidad de los diferentes compuestos orgánicos, de ahí que ahora estén barajando repetir la prueba a mayor escala para confirmar su eficacia.

“El objetivo del trabajo, que se realizará en Inglaterra con la asociación benéfica Parkinson UK, es conseguir al menos 200 voluntarios, para poder identificar nuevos biomarcadores que permitan detectar a los pacientes incluso antes”, dijo Simon Stott, responsable de la investigación.

La prevalencia del Parkinson en el mundo es difícil de cuantificar debido a la dificultad de recopilar información precisa sobre esta enfermedad en los distintos continentes, sin embargo se estima que mundialmente hay un poco más de 10 millones de personas diagnosticadas.

“Este método podría proporcionar la respuesta que están buscando, sin la necesidad de escáneres cerebrales, análisis de sangre y muestras de orina, que muchas veces no dicen a un médico si definitivamente alguien tiene la condición”, dijo Arthur Roach, Director de Investigación y Desarrollo de Parkinson UK.
 

10/2/15

El cinco por ciento de los casos de Parkinson se presenta en menores de 40 años 10-02-2015


El cinco por ciento de los casos de Parkinson se presenta en menores de 40 años

En los últimos tiempos diversos estudios se han referido a un tema impensado por muchos: la aparición "temprana" o precoz (en términos de edad) del mal de Parkinson, una enfermedad comúnmente asociada a la tercera edad.

De acuerdo con estas investigaciones es posible identificar cuatro tipos de pacientes, entre las personas que padecen esta enfermedad.

Mientras dos de las variedades corresponden a la idea preconcebida sobre esta patología: los pacientes frecuentes que tienen entre 60 y 62 años, y los de aparición "tardía" que cuando comienzan a tener los primeros síntomas por lo general han pasado los 65 años; otras dos tipologías representan este nuevo universo. Se trata del Parkinson "de comienzo temprano" (entre los 40 y 50 años), y el de aparición "juvenil".

Las dos últimas, tal como explicó el Dr. José Bueri, a cargo del servicio de Neurología del Hospital Universitario Austral pero además especialista en el abordaje de esta enfermedad, "representan aproximadamente al cinco por ciento de los pacientes. En ellos el desarrollo de esta condición suele ser atribuida al factor genético; mientras que cuando el Parkinson sucede en personas de mayor edad se relaciona con una combinación de situaciones, más allá de que no se conoce la causa puntual de su desarrollo. Justamente por eso es que se habla de la relación entre cuestiones genéticas y ambientales".

Un ejemplo del desarrollo precoz de esta enfermedad es el actor canadiense, nacionalizado estadounidense Michael J. Fox quién protagonizó la exitosa saga emblema de los años `80 "Volver al Futuro" y quién a fines de los `90 debió enfrentar un terrible diagnóstico: mal de Parkinson, cuando sólo tenía 37 años de edad.

Con el apoyo de su esposa, también actriz, en 2002 creó The Michael J. Fox Foundation for Parkinson's Research institución dedicada a asegurar el desarrollo de la cura para la enfermedad dentro de la próxima década. Con ese fin, hasta el momento ha recaudado más de 82 millones de dólares.

También con el mismo objetivo, en 2006 apoyó la campaña del Partido Demócrata de los Estados Unidos, en las elecciones legislativas de noviembre, con la intención de acelerar y destrabar los estudios con células madre, una de las grandes promesas para la cura del Parkinson. Su aparición en un anuncio de televisión para la campaña impactó a la audiencia al ver los efectos de su Parkinson.


Los primeros tiempos

Más allá de las causas y factores combinados, hay un tema que suele preocupar tanto a los médicos como a los pacientes, sobre todo cuando ante la presencia de los primeros síntomas y luego de, en algunos casos, deambular por diversos médicos hasta obtener el diagnóstico.

Esto es ¿de qué manera seguir la vida cuando, por una enfermedad, su calidad disminuye notablemente?, ¿qué actividades realizar y cuáles no?, ¿cómo aprender a convivir con la familia?

"Más allá de que existen muchas herramientas terapéuticas (alopatía, kinesiología, homeopatía e intervenciones quirúrgicas) que pueden ayudar a que una persona, más allá de sus limitaciones, siga haciendo algunas actividades que le gustan, 'el Parkinson hoy en día es mucho más que temblores'. Es por eso que resulta fundamental cuidar y preservar la calidad de vida del paciente, haciendo hincapié en la práctica de actividades que permitan seguir activo y en movimiento y dándole especial importancia a la prevención de estados depresivos, de tristeza, negación o aislamiento", sostuvo el Dr. Marcelo Estegui, médico neurólogo especialista en Parkinson.

En este sentido, según los expertos consultados, pero también tomando en cuenta los diferentes testimonios que se acumulan en ensayos y foros, es fundamental "hacerse amigo de la enfermedad", aceptar las limitaciones que propone y sobre todo adaptar las actividades de la vida cotidiana a las nuevas posibilidades, siempre procurando integrar a la familia y apoyándose en el sostén del grupo íntimo.

Por otro lado y pensando un poco en el estadio previo que es el que permite abordar los cuadros a tiempo y limitar el desarrollo progresivo de la enfermedad, es sumamente relevante que la persona que empieza a sentir los primeros síntomas consulte con el médico, aunque no se trate de un especialista.

En este sentido, hay que prestar atención a los cambios producidos en la aparición de la escritura (sobre todo empequeñecimiento); la dificultad para realizar actividades simples, la aparición de temblores; el desarrollo de cambios en la expresión facial (fundamentalmente rigidez) y el enlentecimiento de los movimientos.

8/2/15

Los pesticidas y el mal de Parkinson 08-02-2015

.
Los pesticidas y el mal de Parkinson

En los últimos años se ha venido desarrollando una discusión respecto a si el uso intensivo del glifosato, un herbicida aplicado especialmente en las extendidas zonas de cultivo de soja -incluyendo la nuestra-, causa o no inconvenientes a la salud humana. Han existido lugares en el país donde se ha prohibido la fumigación aérea en derredor de poblados y en otros casos, se ha desestimado totalmente el riesgo.

El entredicho subsiste con apariciones periódicas y el consenso científico de que adecuadamente utilizado (es decir, con precauciones y manejo adecuado) no representa un peligro mortal. Ya hemos hablado de ese tema en nuestro diario, propugnando por ejemplo que existan cursos y divulgaciones para establecer las precauciones a tomar.

Sin embargo, la utilización de pesticidas en general fue motivo de prevenciones y de propuestas a través de los años; los agricultores deben recordar las prohibiciones de determinados productos, muy efectivos pero que se demostró que causaban perjuicios muy graves a los seres humanos.

No hace mucho, comenzaron los especialistas a barajar la presunción de que el mal de Parkinson podría originarse en causas ambientales. Un viejo antecedente se recuerda, cuando en la década del '70, en Estados Unidos, un estudiante de química sintetizó un derivado del opio, inyectándose con el producto. En pocos días comenzó a tener los síntomas habituales del Parkinson, y meses más tarde, al morir por sobredosis de cocaína, se descubrió que una impureza proveniente de aquella cocción de droga, había destruido sus neuronas.

Pero mucho más cerca en el tiempo, una científica argentina participó en un estudio llevado a cabo en Estados Unidos, que demostró en principio que una larga exposición a pesticidas rurales había determinado una relación entre dos herbicidas (rotenona y paraquat) y el riesgo de contraer el mal de Parkinson.

La doctora Anabel Chade, que es quien participó de aquel trabajo, desempeñándose en nuestro país en el Instituto de Neurociencias de la Fundación Favaloro, brindó precisiones sobre el tema, indicando que el 70% de los afectados había estado expuesto durante años a los pesticidas y algunos habían dejado de utilizarlos muchos años antes; de todas maneras el riesgo de contraer la enfermedad era entre ese grupo 2,5 veces más que la población en general.

La especificación científica es que no se puede demostrar totalmente una relación causa y efecto, pero advierten sobre aspectos de la enfermedad y de los peligros de esos productos, especialmente para el mal manejo de los mismos, como por ejemplo en las dosis. El mencionado Instituto entiende que el mal de Parkinson tiene una serie de posibles factores predisponentes o congénitos, especialmente genéticos.


Cociente intelectual

Estudios recientes en Nueva York y California, en Estados Unidos, determinan la posibilidad de que los pesticidas utilizados en frutas y verduras, así como domésticos, puedan tener influencia en el cociente intelectual de los recién nacidos. En un millar de nacimientos, se estableció que aquellos bebés cuyas madres estuvieron sometidas a presencia de altas dosis de pesticidas, tenían una influencia importante en el cociente intelectual de los pequeños, que los perjudicará durante toda la vida.

El Instituto de Salud Ambiental de aquel país formuló consideraciones respecto a la incidencia de los órgano fosfatos en este aspecto.

Se recordó que 30 años atrás, se comprobó que la exposición de los niños al plomo determinaba también inconvenientes en la inteligencia, el habla, abandono escolar y problemas de comportamiento y desarrollo. Como consecuencia de las conclusiones de ese estudio, se dispuso eliminar el plomo de las naftas para evitar que la combustión afectara a los pequeños, como asimismo en pinturas y otros productos. El doctor Philip Landrigan, profesor de pediatría de la Facultad de Medicina de Monte Sinaí, reveló que los resultados de los estudios sobre pesticidas fueron similares a los que en aquella época determinaron los del plomo, en ambos casos sobre el cociente intelectual.

Con cautela, el especialista estimó posible que la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos reduzca drásticamente el uso de órganos fosfatos. En Estados Unidos, las frutillas, el apio, las manzanas, los duraznos y la espinaca son los que mayor presencia de pesticidas tienen.

Se recordó que siempre ha sido mucho más eficaz que aplicar aerosoles para eliminar cucarachas en los hogares, el proceder a sellar rajaduras y limpiar asiduamente las áreas de depósitos de residuos.

.

Noticias sobre la Salud http://salud-general.blogspot.com.br

Noticias sobre la Salud

7/2/15

Conozca la cirugía ambulatoria para tratar cáncer y parkinson

 
Conozca la cirugía ambulatoria para tratar cáncer y parkinson

A la fecha se suman más de 300 operaciones con sorprendentes resultados en personas de todas las edades y grados de complejidad dado el amplio nivel de precisión de la tecnología Gamma Knife.

lanacion.cl

Una revolucionaria tecnología no invasiva y sin incisiones, que fue especialmente desarrollada para tratar enfermedades neurológicas como el parkinson y tumores cerebrales producidos por el cáncer. 3 años de éxito cumple la innovación en Chile, particularmente en el Hospital Militar para reducir los riesgos asociados a una cirugía tradicional. La tecnología Gamma Knife deja atrás complejos procedimientos pre o post operatorios con unos costos entre un 40 % a 50% más económico que las operaciones tradicionales.

A la fecha se suman más de 300 operaciones con sorprendentes resultados en personas de todas las edades y grados de complejidad. Su nivel de precisión, ha permitido tratar todo tipo de tumores, sin importar la profundidad ni ubicación en el cerebro.

Gran parte del los impecables resultados del desarrollo también es del cuerpo médico acreditados y formados en centros de Gamma Knife de reconocido prestigio internacional en la Universidad de Pittsburgh y Jackson Memorial Hospital en U.S.A. y Universidad Libre de Bruselas, Bélgica.

14/1/15

Una investigadora demuestra que el aluminio eleva el riesgo de párkinson 14-01-2015

 
Una investigadora demuestra que el aluminio eleva el riesgo de párkinson

La acumulación de aluminio en el cerebro, un proceso natural con la edad, "es un factor de riesgo" en el desarrollo de la enfermedad de Parkinson. Aunque por si solo no provoca la enfermedad, niveles de concentración de aluminio superiores a la media disminuyen la lucha de los sistemas enzimáticos contra los radicales libres, sustancias que atacan a las células en general y a las neuronas que se encargan del sistema motor del cuerpo en particular. La tesis doctoral de Sofía Sánchez, presentada en la Universidad de Santiago, confirma los peligros del aluminio.

El contacto físico con objetos de este metal no afecta, explica Sánchez, sino que lo peligroso es su inhalación o ingesta. El aluminio se emplea en utensilios de cocina -que a altas temperaturas y en medios ácidos se pueden acumular a los alimentos-, en fármacos, como antidiarreicos y antiácidos, y en productos de cosmética y perfumes. Sánchez considera que se debe limitar y "controlar" la exposición al aluminio, que hoy en día, dice, es alta. Aunque de forma natural el cuerpo elimina un 95% del aluminio que entra a diario, las personas con problemas renales sufren una acumulación mayor y, por lo tanto, más posibilidades de desarrollar párkinson.

5/1/15

Controlar el estrés aminora efectos de Parkinson

 
Controlar el estrés aminora efectos de Parkinson

jornada.unam.mx.-Por Notimex

El mal de Parkinson es un trastorno neurodegenerativo crónico que deteriora la calidad de vida, cuya evolución se agrava con el estrés, indicó el secretario de Salud de Durango, Eduardo Díaz Juárez.

En un comunicado, consideró que ante la sintomatología del padecimiento es importante tomar medidas para enfrentar ese problema y dar los consejos necesarios para evitar que se intensifiquen sus efectos.

La sospecha de esa enfermedad, dijo, se da cuando se presentan al menos dos de cuatro signos, como el temblor en reposo, rigidez muscular, lentitud de movimientos voluntarios e involuntarios y la disminución o pérdida de los reflejos posturales.

Explicó que esta enfermedad está presente en todo el mundo, afecta a ambos géneros por igual, y a partir de la sexta década de vida se presenta el mayor número de casos.

Con el tiempo, el padecimiento lleva a una incapacidad gradual del paciente, cuya característica consiste en una serie de alteraciones en la movilidad cognitiva, la expresión y en la función de autonomía, expuso.

Detalló que las manifestaciones del Parkinson son bradicinesia (lentitud de movimientos), alteración de la motricidad, micrografía (estado en que la letra manuscrita del paciente cada vez se hace más pequeña e ilegible).

También se muestra como hipofonía (baja volumen de la voz), sialorrea (producción excesiva de saliva), temblor en reposo, rigidez muscular, signo o fenómeno de la rueda dentada, alteración de la postura e inestabilidad postural.

Díaz Juárez aclaró que no todos los síntomas aparecen en cada pacientes, y su evolución así como su progresión son variables, aunque es innegable que al tratarse de un trastorno progresivo, sus síntomas empeoran con el tiempo.

Esos signos se agravan por el estrés y las situaciones emocionales que causan ansiedad; los malestares suelen mejorar con el descanso, el sueño y se utilizan técnicas de relajación o cualquier estrategia para controlar las anteriores, explicó.