10/2/16

Los pesticidas y el mal de Parkinson [10-2-16]

.
Los pesticidas y el mal de Parkinson

En los últimos años se ha venido desarrollando una discusión respecto a si el uso intensivo del glifosato, un herbicida aplicado especialmente en las extendidas zonas de cultivo de soja -incluyendo la nuestra-, causa o no inconvenientes a la salud humana. Han existido lugares en el país donde se ha prohibido la fumigación aérea en derredor de poblados y en otros casos, se ha desestimado totalmente el riesgo.

El entredicho subsiste con apariciones periódicas y el consenso científico de que adecuadamente utilizado (es decir, con precauciones y manejo adecuado) no representa un peligro mortal. Ya hemos hablado de ese tema en nuestro diario, propugnando por ejemplo que existan cursos y divulgaciones para establecer las precauciones a tomar.

Sin embargo, la utilización de pesticidas en general fue motivo de prevenciones y de propuestas a través de los años; los agricultores deben recordar las prohibiciones de determinados productos, muy efectivos pero que se demostró que causaban perjuicios muy graves a los seres humanos.

No hace mucho, comenzaron los especialistas a barajar la presunción de que el mal de Parkinson podría originarse en causas ambientales. Un viejo antecedente se recuerda, cuando en la década del '70, en Estados Unidos, un estudiante de química sintetizó un derivado del opio, inyectándose con el producto. En pocos días comenzó a tener los síntomas habituales del Parkinson, y meses más tarde, al morir por sobredosis de cocaína, se descubrió que una impureza proveniente de aquella cocción de droga, había destruido sus neuronas.

Pero mucho más cerca en el tiempo, una científica argentina participó en un estudio llevado a cabo en Estados Unidos, que demostró en principio que una larga exposición a pesticidas rurales había determinado una relación entre dos herbicidas (rotenona y paraquat) y el riesgo de contraer el mal de Parkinson.

La doctora Anabel Chade, que es quien participó de aquel trabajo, desempeñándose en nuestro país en el Instituto de Neurociencias de la Fundación Favaloro, brindó precisiones sobre el tema, indicando que el 70% de los afectados había estado expuesto durante años a los pesticidas y algunos habían dejado de utilizarlos muchos años antes; de todas maneras el riesgo de contraer la enfermedad era entre ese grupo 2,5 veces más que la población en general.

La especificación científica es que no se puede demostrar totalmente una relación causa y efecto, pero advierten sobre aspectos de la enfermedad y de los peligros de esos productos, especialmente para el mal manejo de los mismos, como por ejemplo en las dosis. El mencionado Instituto entiende que el mal de Parkinson tiene una serie de posibles factores predisponentes o congénitos, especialmente genéticos.


Cociente intelectual

Estudios recientes en Nueva York y California, en Estados Unidos, determinan la posibilidad de que los pesticidas utilizados en frutas y verduras, así como domésticos, puedan tener influencia en el cociente intelectual de los recién nacidos. En un millar de nacimientos, se estableció que aquellos bebés cuyas madres estuvieron sometidas a presencia de altas dosis de pesticidas, tenían una influencia importante en el cociente intelectual de los pequeños, que los perjudicará durante toda la vida.

El Instituto de Salud Ambiental de aquel país formuló consideraciones respecto a la incidencia de los órgano fosfatos en este aspecto.

Se recordó que 30 años atrás, se comprobó que la exposición de los niños al plomo determinaba también inconvenientes en la inteligencia, el habla, abandono escolar y problemas de comportamiento y desarrollo. Como consecuencia de las conclusiones de ese estudio, se dispuso eliminar el plomo de las naftas para evitar que la combustión afectara a los pequeños, como asimismo en pinturas y otros productos. El doctor Philip Landrigan, profesor de pediatría de la Facultad de Medicina de Monte Sinaí, reveló que los resultados de los estudios sobre pesticidas fueron similares a los que en aquella época determinaron los del plomo, en ambos casos sobre el cociente intelectual.

Con cautela, el especialista estimó posible que la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos reduzca drásticamente el uso de órganos fosfatos. En Estados Unidos, las frutillas, el apio, las manzanas, los duraznos y la espinaca son los que mayor presencia de pesticidas tienen.

Se recordó que siempre ha sido mucho más eficaz que aplicar aerosoles para eliminar cucarachas en los hogares, el proceder a sellar rajaduras y limpiar asiduamente las áreas de depósitos de residuos.

.

7/2/16

Tener un nivel alto de ácido úrico protege contra el párkinson


Tener un nivel alto de ácido úrico protege contra el párkinson

Por contra, un nivel bajo aumenta las probabilidades de desarrollar la enfermedad.

muyinteresante.es

En los hombres, tener un alto nivel de ácido úrico en la sangre puede ser señal de una menor probabilidad de desarrollar la enfermedad de Parkinson, según un nuevo estudio llevado a cabo por la Universidad Estatal de Pensilvania (EE.UU.) y publicado en la revista Neurology.

La enfermedad de Parkinson suele aparecer en las personas mayores de 60 años y sus síntomas principales son temblores, rigidez, lentitud de movimientos y problemas de equilibrio y coordinación. Estas señales o manifestaciones físicas van empeorando con el tiempo, dificultando la realización de las labores más habituales del día a día.

Ahora, una nueva investigación ha determinado que el urato o ácido úrico, que estudios anteriores ya lo habían sugerido como escudo protector de las neuronas, puede prever las posibilidades de desarrollar párkinson.

Para ello, los expertos examinaron a 90.214 participantes en tres grandes estudios en curso, llevando a cabo análisis de sangre con objeto de medir los niveles de ácido úrico de cada uno de los voluntarios. Hasta 388 personas desarrollaron la enfermedad de Parkinson en el transcurso del estudio.

Combinando sus resultados con otros estudios previos y tras ajustar otros factores como la edad, el tabaquismo o el consumo de cafeína, hallaron que los hombres con los niveles más altos de ácido úrico (6,3-9,0 mg/dL) tenían casi un 40% menos de probabilidades de desarrollar la enfermedad en comparación con los que tenían niveles bajos (menos de 4,9 mg/dL).

“Estos resultados sugieren que el urato podría proteger contra el párkinson o retardar la progresión de la enfermedad en sus primeras etapas antes de que se observen síntomas. Los resultados apoyan la investigación sobre si elevar el nivel de ácido úrico en personas con principio de párkinson puede retrasar los efectos de la enfermedad”, explica Xiang Gao, líder del estudio.

14/1/16

Una investigadora demuestra que el aluminio eleva el riesgo de párkinson [14-1-16]

 
Una investigadora demuestra que el aluminio eleva el riesgo de párkinson

La acumulación de aluminio en el cerebro, un proceso natural con la edad, "es un factor de riesgo" en el desarrollo de la enfermedad de Parkinson. Aunque por si solo no provoca la enfermedad, niveles de concentración de aluminio superiores a la media disminuyen la lucha de los sistemas enzimáticos contra los radicales libres, sustancias que atacan a las células en general y a las neuronas que se encargan del sistema motor del cuerpo en particular. La tesis doctoral de Sofía Sánchez, presentada en la Universidad de Santiago, confirma los peligros del aluminio.

El contacto físico con objetos de este metal no afecta, explica Sánchez, sino que lo peligroso es su inhalación o ingesta. El aluminio se emplea en utensilios de cocina -que a altas temperaturas y en medios ácidos se pueden acumular a los alimentos-, en fármacos, como antidiarreicos y antiácidos, y en productos de cosmética y perfumes. Sánchez considera que se debe limitar y "controlar" la exposición al aluminio, que hoy en día, dice, es alta. Aunque de forma natural el cuerpo elimina un 95% del aluminio que entra a diario, las personas con problemas renales sufren una acumulación mayor y, por lo tanto, más posibilidades de desarrollar párkinson.

11/1/16

Conociendo la terrible enfermedad de Parkinson


Conociendo la terrible enfermedad de Parkinson

hoy.com.do.-Doctora Sunilda Vassallo

El Parkinson, enfermedad neurodegenerativa del sistema nervioso central conocida desde la antigüedad, fue descrita por primera vez con precisión por el médico inglés James Parkinson en 1817.

Esta enfermedad provoca un desorden del movimiento secundario a la pérdida de neuronas en la parte compacta de la sustancia negra del cerebro, las que se encargan de producir dopamina, un neurotransmisor cuya función es controlar de manera coordinada los movimientos del cuerpo; una vez se altera la producción de la dopamina se presentan las alteraciones del movimiento características de la Enfermedad de Parkinson.

La enfermedad de Parkinson es la segunda enfermedad neurodegenerativa más frecuente después de la enfermedad de Alzheimer. También es reconocida por el nombre de “parálisis agitante” y su incidencia es de 20 casos por cada 100 000 habitantes, mientras su prevalencia es de 360 casos por 100 000 habitantes en países industrializados. Históricamente se atribuye a personas envejecientes, pero la verdad es que puede presentarse a cualquier edad.

El pico de mayor incidencia de la enfermedad es entre los 55-60 años, aunque se han descrito casos de pacientes hasta con 25 años de edad.

La podemos observar en todos los países, todos los grupos étnicos, y todas las clases socioeconómicas, lo que quiere decir que cualquiera de nosotros la puede padecer. Tiene una proporción de presentación mayor en varones que en mujeres.

En nuestro país no disponemos de estadísticas oficiales en las que nos podamos basar para afirmar las estadísticas de otros países, pero nuestra realidad es que cada vez tenemos más casos de enfermedad de Parkinson y debemos estar orientados de que es en realidad este padecimiento.

La causa o etiología de la enfermedad de Parkinson es aún desconocida. Se considera una enfermedad multifactorial, en la que interaccionan factores genéticos y ambientales, teniendo muy presente que el Parkinson no es una enfermedad contagiosa ni mucho menos transmisible.

Dentro de los factores ambientales que pudieran influir en que se manifieste, destacan la intoxicación por metales pesados, especificamente se han descrito casos por exposición a manganeso; el ser humano entra en contacto con este metal pesado al inspirar los vapores o humo cuando se realizan trabajos de soldadura sin tomar las precauciones de lugar. Otro agente implicado es el monóxido de carbono (la exposición aguda), ya todos sabemos lo altamente tóxico que este este gas. Los herbicidas así como los pesticidas también se han asociado a la enfermedad, entre otros.

El envejecimiento no es una condición suficiente por sí sola para causar la enfermedad; a pesar de que se pierden neuronas de manera natural a medida que vamos envejeciendo, esto no justifica que desarrollemos Parkinson por edad. Se ha descubierto que muchas enfermedades degenerativas del sistema nervioso se deben al daño neuronal producido por la acumulación de proteínas que por algún motivo no pueden limpiarse adecuadamente.

En cuanto a los factores genéticos, aunque el Parkinson es una enfermedad habitualmente esporádica, entiéndase que se presenta con poca frecuencia, en un 10 % de los casos presenta un patrón de transmisión familiar.

Se están describiendo en los últimos años diferentes genes implicados en la patogenia, entiéndase, la causa de la enfermedad y en el país contamos con centros dedicados a realizar estudios genéticos específicos para el diagnóstico de las mutaciones más frecuentes en la enfermedad de Parkinson y otras enfermedades neurológicas.
 

12/12/15

Marihuana contra el Parkinson [12-12-15]


Marihuana contra el Parkinson

Prueban eficacia de uno de sus derivados

BRASIL - Marihuana contra el mal del Parkinson, o al menos uno de sus derivados, el cannabidiol, para tratar la psicosis asociada que sufren muchos de los enfermos, sin que se multipliquen sus temblores, ha sido ensayada por científicos de la Universidad de Sao Paulo (USP).

Varía según región de la planta

 
Marihuana contra el Parkinson

El "estudio piloto" con seis enfermos de Parkinson mostró que después de recibir cannabidiol en altas dosis mejoraron de sus problemas mentales, pero también de la ansiedad, los disturbios en el sueño y la depresión, sin que empeoraran los temblores provocados por la enfermedad. Pero los responsables del experimento, los profesores Antonio Waldo Zuardi y Jose Aleixandre Crippa, dejan claro que esto nada tiene que ver con fumar marihuana.

"Tomar cannabidiol no provoca alucinaciones. La marihuana tiene 460 componentes y sólo 80 actúan en el cerebro. Al fumar se recibe el cannabidiol pero también muchas otras cosas. De forma fumada no es recomendable para fines terapéuticos", comentó Crippa.

Zuardi recuerda además que "la concentración de las diferentes sustancias varía en función de la parte de la planta que se fume y también de la región de la que proviene", por lo que "puede tener muy diferentes efectos en función de la muestra".

Ahora, la tarea de los científicos brasileños es la comprobación "en un gran estudio" de que efectivamente el cannabidiol puede recetarse para mejorar la vida de quienes sufren el Parkinson.

Aunque no es novedad que la marihuana contiene sustancias con propiedades medicinales y ya se investiga en muchas partes con el cannabidiol, sí es inédita la comprobación en seres humanos de su larga lista de propiedades contra la enfermedad documentada en 1817 por James Parkinson y que por el momento no tiene cura.

Zuardi y Crippa lideran el grupo de investigadores responsable del descubrimiento en el Departamento de Neurología de la USP en el campus de Ribeirao Preto, en el estado de Sao Paulo.

Los posibles efectos adversos


Allí comprobaron las propiedades del cannabidiol para mejorar la vida de los enfermos de Parkinson, dolencia que surge de la paulatina degeneración de las células cerebrales que producen la dopamina, hormona implicada en el control de los movimientos.

Según explicó Zuardi a Efe, el mayor problema en el tratamiento está en que los precursores de la dopamina en "un significativo número de casos" terminan provocando delirios, alucinaciones, depresión, ansiedad y algunos otros problemas mentales.

Es en ese punto que Zuardi, que lleva más de tres décadas investigando con derivados de la marihuana, propone el cannabidiol ya que en sus trabajos "ha probado sus efectos antipsicóticos y además sin evidencias de que perjudique la parte motora del Parkinson, al contrario".

"El estudio fue abierto, y tanto paciente como investigador sabían cuál era la droga usada. Además fue pequeño, con seis pacientes. Pero dio un resultado muy claro y por eso conseguimos publicarlo como algo piloto y muy inicial", agregó.

Por su parte, Crippa comentó que la investigación sirvió para "verificar que los pacientes en general mejoran de los temblores". Durante el estudio "relataban que mejoraban de los problemas de insomnio y de la ansiedad, por lo que la sustancia incluso sirve como ansiolítico".

Crippa recordó que el grupo "ha demostrado en otros estudios con animales que el cannabidiol actúa como neuroprotector y podría servir ante otro de los grandes problemas del Parkinson, que es que muchos pacientes terminan sufriendo demencia".

"La sustancia tal vez pueda mejorar el temblor, previene eventualmente la psicosis como efecto colateral de otra droga, disminuye la ansiedad, la persona duerme mejor y en animales ha demostrado un efecto antidepresivo", resumió Crippa.

9/12/15

5 mitos del Parkinson que debes eliminar


5 mitos del Parkinson que debes eliminar

salud180.com

¿Te dieron la noticia de que tienes Parkinson y sientes que tu vida se acaba? Esto se debe a los mitos del Parkinson. Es momento de que los derribes y conozcas cómo tener una mejor calidad de vida con esta enfermedad.

Es cierto que el Parkinson es un trastorno neurodegenerativo crónico que ocasiona una incapacidad progresiva; sin embargo, existen tratamientos y hábitos que puedes adoptar para aminorar los síntomas.


¡No te dejes engañar!



Mito 1. Sólo afecta a personas mayores.

Falso. Uno de cada cinco pacientes es menor de 50 años.

De hecho, 2% de los pacientes con Parkinson tiene menos de 20 años, mientras que el 8% se mueve en un rango que va de los 21 a los 39 años de edad.

90% de los casos presentan Parkinson idiopático y son mayores de 40 años, describe el doctor Jacobo Lester, neurólogo adscrito al Hospital Ángeles de Las Lomas


Mito 2. Sólo son temblores.

Falso. Esta enfermedad no solo causa temblores en el cuerpo, sino que también se presenta con rigidez muscular, dolor, depresión, lentitud en acciones, alteraciones en la postura, y trastornos de sueño y gastrointestinales, entre otros síntomas.

“Todos estos signos impactan de forma negativa a la rutina de las personas, por lo que sufren frecuentes caídas, alteraciones en la escritura y no se pueden vestir correctamente, entre otras dificultades”, detalla la neuróloga Leticia Hoyos.

Mito 3. Estoy solo

Falso. Además de tus familiares existen asociaciones y especialistas que siempre te brindarán la información y los cuidados que necesitas.


Mito 4. No hay nada que hacer

La gente suele creer que esta enfermedad es sinónimo de muerte, pero no es así.

Solamente el 10% se debe a causas genéticas, el 90% restante puede elevar sus niveles de dopamina al realizar actividades que causen felicidad y placer.


Mito 5. Es una enfermedad mortal

Falso. Si bien no existe una cura contra el Parkinson, sí hay acciones que pueden mejorar la calidad de la existencia y de esta forma tener la misma esperanza de vida que una persona sin la enfermedad

Aunque no se puede adivinar el momento en el que se presentarán todos los síntomas, es importante que no dejes por nada del mundo el tratamiento y ni la actitud positiva, para disfrutar de la vida como tú lo creas conveniente.

30/11/15

Estudio apunta relación entre mal de Parkinson y alteraciones del sueño

 
Estudio apunta relación entre mal de Parkinson y alteraciones del sueño

Chile es un país que envejece y así lo demuestran las estadísticas. Actualmente, la esperanza de vida al nacer es de 76,5 años para los hombres y 81,7 años para las mujeres, según el INE. Estas cifras hacen que las enfermedades neurodegenerativas sean cada vez más frecuentes en la población.

biobiochile.cl

Hoy una serie de estudios podrían demostrar que las alteraciones al sueño son una manifestación clínica frecuente e importante de enfermedades degenerativas. Uno de estos es el trastorno conductual del sueño REM (Movimiento Rápido de los Ojos en castellano, al que habitualmente se refiere por su sigla en inglés), que se está configurando como un potencial bio-marcador del mal de Parkinson.

En un análisis realizado por el doctor Rodrigo Kuljis, neurólogo del Centro de Medicina del Sueño, en casi el 90% de los pacientes con enfermedad de Parkinson se pudo determinar alguna alteración del sueño o de la vigilia asociado al sueño: tales como insomnio, trastorno de la conducta durante el sueño REM, alteraciones respiratorias y la somnolencia diurna excesiva.

Se estima, además, que entre un 20% y 50% de los pacientes que presentan la Enfermedad de Parkinson tienen un síndrome de apnea e hipopnea obstructiva del sueño, que es clave al momento de detectar y tratar ya que es un factor de riesgo muy importante para infartos del corazón y el cerebro.

Por otro lado, alrededor de un 50% de los pacientes parkinsonianos presentan somnolencia diurna significativa, ya que los mecanismo implicados en la vigilia, es decir, en mantener a las personas despiertas, se encuentran alterados con la enfermedad. Se postula que los sujetos con hipersomnolencia primaria, tienen tres veces más riesgo de desarrollar la enfermedad de Parkinson.

En una polisomnografia nocturna, la prueba más rigurosa disponible para estudiar el sueño, se presentaron micro-despertares y fragmentación del sueño. Esto ha permitido en algunos centros establecer una terapia dopaminérgica, el uso de la apomorfina y la estimulación cerebral profunda para mejorar la calidad del sueño de los pacientes con Parkinson.

“En todas las enfermedades neurodegenerativas se producen trastornos del sueño. En el caso de la enfermedad de Parkinson el trastorno REM, que ocurre en una de las fases del sueño, es un indicador biológico muy característico para poder sospecharla de manera precoz”, enfatizó el doctor Kuljis, además agregó que “junto con nuevas técnicas de Medicina Nuclear recientemente disponibles en Chile, buscamos estos trastornos del sueño para poder predecir estas enfermedades neurodegenerativas, y así lograr tratarlas lo antes posible para enlentecer su avance y mitigar la invalidez que causan”.

26/11/15

Andar sobre una cinta mecánica ayuda a los enfermos de Parkinson [26-11-15]


Andar sobre una cinta mecánica ayuda a los enfermos de Parkinson

  • Estos enfermos tienen problemas para caminar y sufren más caídas y fracturas
  • Gracias al ejercicio los pacientes mejoran su capacidad para caminar

Como en el caso de muchas otras dolencias el ejercicio puede ser un gran aliado para los pacientes de Parkinson. Caminar de forma regular sobre una cinta andadora ayudaría a estos enfermos a mejorar sus capacidades motoras y a reforzar su autonomía, tal y como expone una revisión de estudios publicada en 'The Cochrane Library', la publicación de la Cochrane Collaboration, una organización internacional que se dedica a revisar las evidencias científicas sobre los tratamientos médicos.
El Parkinson es una enfermedad degenerativa, progresiva e incapacitante, que se caracteriza clínicamente por la lentitud de movimientos y del discurso (bradiquinesia), el temblor, la rigidez y la inestabilidad postural. Aunque las disfunciones que provoca la dolencia son apreciables en todos los estadios de la misma su severidad suele ir incrementándose a medida que el tiempo avanza.

Frecuentemente, los pacientes experimentan dificultad para andar y encadenar movimientos suavemente así como episodios de parálisis. Estas deficiencias, unidas a los problemas de equilibrio que también experimentan los enfermos, provocan una mayor incidencia de caídas, con el consiguiente riesgo de fracturas.

A la hora de luchar contra estos síntomas el uso de tratamientos no farmacológicos como la fisioterapia han ofrecido prometedores resultados. También recientemente se ha probado el uso de aparatos electromecánicos como la cinta andadora.

Con objeto de evaluar la eficacia de este último instrumento un grupo de investigadores dirigidos por Jan Mehrholz, del Instituto Científico de Kreischa (Alemania) analizó los datos obtenidos en ocho investigaciones en los que participaron un total de 203 pacientes.

Los científicos midieron las ventajas de incorporar o no el entrenamiento con una cinta andadora a la rutina de los enfermos de Parkinson, evaluando si gracias al ejercicio mejoraba la velocidad al caminar, la amplitud de la zancada, el número de pasos por minuto (cadencia) y la distancia recorrida.

Los autores llegaron a la conclusión de que la terapia tenía un efecto positivo en todos estos parámetros, con excepción de la cadencia al andar, que no se benefició del uso de este aparato. "El entrenamiento con cinta andadora parece ser una forma segura y eficaz de mejorar la manera de caminar en los enfermos de Parkinson", explica Mehrholz. "Algo crucial fue que se observaron muy pocos efectos adversos o caídas en pacientes que recibieron este tipo de terapia rehabilitadora".

No obstante, los científicos reconocen que estos hallazgos deben ser considerados con cautela, ya que están basados en un pequeño número de estudios. "Todavía existe la necesidad de ensayos más grandes que establezcan si el entrenamiento con cinta andadora puede ser empleado de forma segura como terapia rutinaria en los pacientes de Parkinson", matiza Mehrholz.

"También tenemos que contestar cuestiones básicas acerca de cuánto durarán los beneficios y en qué debe consistir un buen programa de entrenamiento. Por ejemplo, ¿con qué frecuencia y durante cuánto tiempo deben entrenar los pacientes?", se pregunta el investigador.

23/11/15

Una pionera tecnología con ultrasonidos elimina el temblor esencial y de Parkinson


Una pionera tecnología con ultrasonidos elimina el temblor esencial y de Parkinson

El Centro Integral de Neurociencias HM Cinac, ubicado en el hospital HM Puerta del Sur de Móstoles, ha tratado con el sistema HIFU a pacientes con esta dolencia sin necesidad de recurrir a la tradicional cirugía intracraneal

larazon.es

Coger un vaso de agua, escribir, cocinar o incluso andar se convierte en una «misión imposible» para las más de 400.000 personas que sufren temblor esencial en nuestro país y las 150.000 con enfermedad de Parkinson. Pero este trastorno del movimiento que llega a ser invalidante para desarrollar una vida normal puede desaparecer gracias al uso de una técnica revolucionaria basada en ultrasonidos y que evita recurrir a la tradicional cirugía abierta de cráneo cuando el tratamiento farmacológico no es efectivo.

La clave del éxito está en el HIFU (High Intensity Focused Ultrasound, por sus siglas en inglés), una tecnología pionera en nuestro país que permite destruir las células dañadas por elevación de la temperatura mediante la aplicación de un haz de ultrasonido de alta frecuencia y alta energía. «Se trata de un equipo de Resonancia Magnética con emisiones de ultrasonidos que realiza el tratamiento con dos fases: una primera, y esencial, en la que se determina el punto exacto al que se van a dirigir los haces del HIFU. Este proceso dura cerca de una hora y media y es la clave del asunto, ya que para lograr el éxito del procedimiento es fundamental elegir bien el punto cerebral sobre el que se trabaja. La segunda fase del proceso consiste en dirigir los haces de ultrasonidos a dicho punto. Ahí el tejido alcanza una temperatura determinada, pero de manera muy precisa, para no afectar a otras fibras del cerebro», explica José Obeso, director del Centro Integral de Neurociencias HM Cinac.

Los resultados obtenidos con la aplicación de HIFU «son inmediatos y la paralización del temblor llega a ser permanente, por lo que la calidad de vida de los pacientes mejora radicalmente», matiza Obeso. Buen ejemplo de ello es Juana Barajas, quien confiesa «haber empezado de nuevo a disfrutar de la vida con 75 años». Tras doce años diagnosticada de temblor esencial y habiendo sido medicada con diferentes fármacos, Juana fue tratada este verano con el HIFU por los profesionales de HM CINAC. «Mi vida ha cambiado completamente, porque antes no podía caminar, comer, cocinar... Necesitaba ayuda para todo, hasta el punto que terminaba con contracturas diarias por culpa de los temblores. Ahora, gracias a este gran equipo y su calidad y calidez humana, puedo continuar mi vida con normalidad», asegura Juana, quien puntualiza la necesidad de «que se invierta en investigación, ya que todos vamos a beneficiarnos de ello, tanto los pacientes como todos los miembros del sistema sanitario».

Además de tratar el temblor esencial, los profesionales de HM CINAC han empleado esta técnica con éxito en algunos pacientes para los temblores propios de la enfermedad de Parkinson. Pero el futuro es aún más prometedor, ya que se espera que pueda aplicarse a otras patologías como la neuralgia del trigémino e incluso enfermedades psiquiátricas. «Con el HIFU buscamos actuar sobre circuitos cerebrales que generan una conducta anormal. En el futuro, si esta técnica se sigue perfeccionando, se podrá aplicar a un amplio espectro de pacientes», adelanta Obeso.

Actualmente, en los pacientes con temblores, cuando fracasa el tratamiento médico, se realiza tratamiento con estimulación cerebral profunda, es decir, una cirugía craneal en la que se introducen unos electrodos en el cerebro y éstos se conectan a un generador. De esta forma se estimula un área cerebral y se anula el temblor del paciente. Se trata de un procedimiento invasivo y que supone un elevado coste sanitario. En este sentido, tal y como explica José Obeso, «la principal ventaja del HIFU es que no hace falta realizar ningún abordaje intracraneal. Durante el tratamiento se puede observar si la diana y el efecto son los adecuados, al mismo tiempo que se pueden realizar correcciones para mejorar la efectividad y reducir efectos adversos antes de producir la ablación focal del tejido».

8/11/15

La actividad física diaria podría ayudar a reducir el riesgo de Parkinson [8-11-15]

 
La actividad física diaria podría ayudar a reducir el riesgo de Parkinson

Seis horas a la semana realizando tareas domésticas o desplazándose al trabajo aparentemente protegen, según un estudio

healthfinder.gov

Una cantidad moderada de actividad física en su vida diaria puede reducir su riesgo de contraer Parkinson, según un estudio reciente.

"Descubrimos que un nivel medio de actividad física total diaria se asocia con un riesgo más bajo de contraer Parkinson", comentó la autora del estudio, Karin Wirdefeldt, del Instituto Karolinska en Estocolmo, en un comunicado de prensa de la revista Brain: A Journal of Neurology, que publicó su estudio.

Aunque el estudio halló un vínculo entre hacer ejercicio y un riesgo menor de Parkinson, es importante indicar que no fue diseñado para demostrar que el ejercicio fuera la causa definitiva de esta reducción en el riesgo.

La investigación contó con más de 43,000 mujeres y hombres en Suecia a los que se dio seguimiento durante un promedio de más de 12 años. Ninguno de ellos tenía Parkinson cuando se inscribieron. A casi 300 les habían diagnosticado el trastorno al final del estudio.

Los que realizaban más de 6 horas a la semana de actividad física, mediante las tareas domésticas y desplazándose al trabajo, tenían un riesgo de Parkinson un 43 por ciento más bajo que los que realizaban esas actividades durante menos de 2 horas a la semana, hallaron los investigadores.

Los investigadores también señalaron que los hombres con un nivel medio de actividad física tenían un 45 por ciento menos de probabilidades de contraer Parkinson que los que realizaban un nivel bajo de actividad física en total.

El ejercicio solo realizado en el tiempo libre no se asoció con un riesgo menor de Parkinson, según el estudio