14/1/15

Una investigadora demuestra que el aluminio eleva el riesgo de párkinson 14-01-2015

 
Una investigadora demuestra que el aluminio eleva el riesgo de párkinson

La acumulación de aluminio en el cerebro, un proceso natural con la edad, "es un factor de riesgo" en el desarrollo de la enfermedad de Parkinson. Aunque por si solo no provoca la enfermedad, niveles de concentración de aluminio superiores a la media disminuyen la lucha de los sistemas enzimáticos contra los radicales libres, sustancias que atacan a las células en general y a las neuronas que se encargan del sistema motor del cuerpo en particular. La tesis doctoral de Sofía Sánchez, presentada en la Universidad de Santiago, confirma los peligros del aluminio.

El contacto físico con objetos de este metal no afecta, explica Sánchez, sino que lo peligroso es su inhalación o ingesta. El aluminio se emplea en utensilios de cocina -que a altas temperaturas y en medios ácidos se pueden acumular a los alimentos-, en fármacos, como antidiarreicos y antiácidos, y en productos de cosmética y perfumes. Sánchez considera que se debe limitar y "controlar" la exposición al aluminio, que hoy en día, dice, es alta. Aunque de forma natural el cuerpo elimina un 95% del aluminio que entra a diario, las personas con problemas renales sufren una acumulación mayor y, por lo tanto, más posibilidades de desarrollar párkinson.

5/1/15

Controlar el estrés aminora efectos de Parkinson

 
Controlar el estrés aminora efectos de Parkinson

jornada.unam.mx.-Por Notimex

El mal de Parkinson es un trastorno neurodegenerativo crónico que deteriora la calidad de vida, cuya evolución se agrava con el estrés, indicó el secretario de Salud de Durango, Eduardo Díaz Juárez.

En un comunicado, consideró que ante la sintomatología del padecimiento es importante tomar medidas para enfrentar ese problema y dar los consejos necesarios para evitar que se intensifiquen sus efectos.

La sospecha de esa enfermedad, dijo, se da cuando se presentan al menos dos de cuatro signos, como el temblor en reposo, rigidez muscular, lentitud de movimientos voluntarios e involuntarios y la disminución o pérdida de los reflejos posturales.

Explicó que esta enfermedad está presente en todo el mundo, afecta a ambos géneros por igual, y a partir de la sexta década de vida se presenta el mayor número de casos.

Con el tiempo, el padecimiento lleva a una incapacidad gradual del paciente, cuya característica consiste en una serie de alteraciones en la movilidad cognitiva, la expresión y en la función de autonomía, expuso.

Detalló que las manifestaciones del Parkinson son bradicinesia (lentitud de movimientos), alteración de la motricidad, micrografía (estado en que la letra manuscrita del paciente cada vez se hace más pequeña e ilegible).

También se muestra como hipofonía (baja volumen de la voz), sialorrea (producción excesiva de saliva), temblor en reposo, rigidez muscular, signo o fenómeno de la rueda dentada, alteración de la postura e inestabilidad postural.

Díaz Juárez aclaró que no todos los síntomas aparecen en cada pacientes, y su evolución así como su progresión son variables, aunque es innegable que al tratarse de un trastorno progresivo, sus síntomas empeoran con el tiempo.

Esos signos se agravan por el estrés y las situaciones emocionales que causan ansiedad; los malestares suelen mejorar con el descanso, el sueño y se utilizan técnicas de relajación o cualquier estrategia para controlar las anteriores, explicó.

24/12/14

Marihuana contra el Parkinson 24-12-2014


Marihuana contra el Parkinson

Prueban eficacia de uno de sus derivados


BRASIL - Marihuana contra el mal del Parkinson, o al menos uno de sus derivados, el cannabidiol, para tratar la psicosis asociada que sufren muchos de los enfermos, sin que se multipliquen sus temblores, ha sido ensayada por científicos de la Universidad de Sao Paulo (USP).

Varía según región de la planta

 
Marihuana contra el Parkinson

El "estudio piloto" con seis enfermos de Parkinson mostró que después de recibir cannabidiol en altas dosis mejoraron de sus problemas mentales, pero también de la ansiedad, los disturbios en el sueño y la depresión, sin que empeoraran los temblores provocados por la enfermedad. Pero los responsables del experimento, los profesores Antonio Waldo Zuardi y Jose Aleixandre Crippa, dejan claro que esto nada tiene que ver con fumar marihuana.

"Tomar cannabidiol no provoca alucinaciones. La marihuana tiene 460 componentes y sólo 80 actúan en el cerebro. Al fumar se recibe el cannabidiol pero también muchas otras cosas. De forma fumada no es recomendable para fines terapéuticos", comentó Crippa.

Zuardi recuerda además que "la concentración de las diferentes sustancias varía en función de la parte de la planta que se fume y también de la región de la que proviene", por lo que "puede tener muy diferentes efectos en función de la muestra".

Ahora, la tarea de los científicos brasileños es la comprobación "en un gran estudio" de que efectivamente el cannabidiol puede recetarse para mejorar la vida de quienes sufren el Parkinson.

Aunque no es novedad que la marihuana contiene sustancias con propiedades medicinales y ya se investiga en muchas partes con el cannabidiol, sí es inédita la comprobación en seres humanos de su larga lista de propiedades contra la enfermedad documentada en 1817 por James Parkinson y que por el momento no tiene cura.

Zuardi y Crippa lideran el grupo de investigadores responsable del descubrimiento en el Departamento de Neurología de la USP en el campus de Ribeirao Preto, en el estado de Sao Paulo.

Los posibles efectos adversos


Allí comprobaron las propiedades del cannabidiol para mejorar la vida de los enfermos de Parkinson, dolencia que surge de la paulatina degeneración de las células cerebrales que producen la dopamina, hormona implicada en el control de los movimientos.

Según explicó Zuardi a Efe, el mayor problema en el tratamiento está en que los precursores de la dopamina en "un significativo número de casos" terminan provocando delirios, alucinaciones, depresión, ansiedad y algunos otros problemas mentales.

Es en ese punto que Zuardi, que lleva más de tres décadas investigando con derivados de la marihuana, propone el cannabidiol ya que en sus trabajos "ha probado sus efectos antipsicóticos y además sin evidencias de que perjudique la parte motora del Parkinson, al contrario".

"El estudio fue abierto, y tanto paciente como investigador sabían cuál era la droga usada. Además fue pequeño, con seis pacientes. Pero dio un resultado muy claro y por eso conseguimos publicarlo como algo piloto y muy inicial", agregó.

Por su parte, Crippa comentó que la investigación sirvió para "verificar que los pacientes en general mejoran de los temblores". Durante el estudio "relataban que mejoraban de los problemas de insomnio y de la ansiedad, por lo que la sustancia incluso sirve como ansiolítico".

Crippa recordó que el grupo "ha demostrado en otros estudios con animales que el cannabidiol actúa como neuroprotector y podría servir ante otro de los grandes problemas del Parkinson, que es que muchos pacientes terminan sufriendo demencia".

"La sustancia tal vez pueda mejorar el temblor, previene eventualmente la psicosis como efecto colateral de otra droga, disminuye la ansiedad, la persona duerme mejor y en animales ha demostrado un efecto antidepresivo", resumió Crippa.

17/12/14

Logran revertir mal de Parkinson a nivel experimental


Logran revertir mal de Parkinson a nivel experimental

Los científicos del Cinvestav lograron recobrar alteraciones motoras, que es lo primero que se pierde en ese padecimiento.


debate.com.mx

México.- Científicos mexicanos demostraron a nivel experimental, con ratas adultas, que se puede restaurar la movilidad de pacientes con mal de Parkinson, la principal enfermedad degenerativa del sistema motriz en todo el mundo.

Estos experimentos no han sido trasladados a humanos, pero se tomarán como una base científica, constatable y repetible de combate a esta enfermedad.

El estudio mexicano, encabezado por el doctor Jorge Aceves Ruiz, experto en fisiología e investigador emérito de Centro de Investigación y Estudios Avanzados (Cinvestav),  usa células madre para generar un tipo de células nerviosas conocidas como dopaminérgicas y  reactivar, de manera ordenada, la producción de dopamina en los cerebros de las ratas con síntomas de parálisis agitante o mal de Parkinson.

El tratamiento que han diseñado y probado en laboratorio usa células madre que se transforman en productoras de dopamina o dopaminérgicas.

“Nuestro tratamiento nos ha permitido recobrar esas alteraciones motoras, lo cual está asociado con recuperación de las neuronas y de las espinas dendríticas de las neuronas estriatales, que es lo primero que se pierde en la enfermedad de Parkinson”, explicó en entrevista el doctor Aceves Ruiz.

En el tratamiento las nuevas células dopaminérgicas mandan sus terminales al estriado; reinervan funcionalmente a las neuronas, inducen la recuperación de espinas dendríticas y recuperan la funcionalidad de la entrada cortical, agregó el fisiólogo egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México.

11/12/14

Andar sobre una cinta mecánica ayuda a los enfermos de Parkinson 11-12-2014


Andar sobre una cinta mecánica ayuda a los enfermos de Parkinson

  • Estos enfermos tienen problemas para caminar y sufren más caídas y fracturas
  • Gracias al ejercicio los pacientes mejoran su capacidad para caminar

Como en el caso de muchas otras dolencias el ejercicio puede ser un gran aliado para los pacientes de Parkinson. Caminar de forma regular sobre una cinta andadora ayudaría a estos enfermos a mejorar sus capacidades motoras y a reforzar su autonomía, tal y como expone una revisión de estudios publicada en 'The Cochrane Library', la publicación de la Cochrane Collaboration, una organización internacional que se dedica a revisar las evidencias científicas sobre los tratamientos médicos.
El Parkinson es una enfermedad degenerativa, progresiva e incapacitante, que se caracteriza clínicamente por la lentitud de movimientos y del discurso (bradiquinesia), el temblor, la rigidez y la inestabilidad postural. Aunque las disfunciones que provoca la dolencia son apreciables en todos los estadios de la misma su severidad suele ir incrementándose a medida que el tiempo avanza.

Frecuentemente, los pacientes experimentan dificultad para andar y encadenar movimientos suavemente así como episodios de parálisis. Estas deficiencias, unidas a los problemas de equilibrio que también experimentan los enfermos, provocan una mayor incidencia de caídas, con el consiguiente riesgo de fracturas.

A la hora de luchar contra estos síntomas el uso de tratamientos no farmacológicos como la fisioterapia han ofrecido prometedores resultados. También recientemente se ha probado el uso de aparatos electromecánicos como la cinta andadora.

Con objeto de evaluar la eficacia de este último instrumento un grupo de investigadores dirigidos por Jan Mehrholz, del Instituto Científico de Kreischa (Alemania) analizó los datos obtenidos en ocho investigaciones en los que participaron un total de 203 pacientes.

Los científicos midieron las ventajas de incorporar o no el entrenamiento con una cinta andadora a la rutina de los enfermos de Parkinson, evaluando si gracias al ejercicio mejoraba la velocidad al caminar, la amplitud de la zancada, el número de pasos por minuto (cadencia) y la distancia recorrida.

Los autores llegaron a la conclusión de que la terapia tenía un efecto positivo en todos estos parámetros, con excepción de la cadencia al andar, que no se benefició del uso de este aparato. "El entrenamiento con cinta andadora parece ser una forma segura y eficaz de mejorar la manera de caminar en los enfermos de Parkinson", explica Mehrholz. "Algo crucial fue que se observaron muy pocos efectos adversos o caídas en pacientes que recibieron este tipo de terapia rehabilitadora".

No obstante, los científicos reconocen que estos hallazgos deben ser considerados con cautela, ya que están basados en un pequeño número de estudios. "Todavía existe la necesidad de ensayos más grandes que establezcan si el entrenamiento con cinta andadora puede ser empleado de forma segura como terapia rutinaria en los pacientes de Parkinson", matiza Mehrholz.

"También tenemos que contestar cuestiones básicas acerca de cuánto durarán los beneficios y en qué debe consistir un buen programa de entrenamiento. Por ejemplo, ¿con qué frecuencia y durante cuánto tiempo deben entrenar los pacientes?", se pregunta el investigador.

4/12/14

La actividad física diaria podría ayudar a reducir el riesgo de Parkinson

 
La actividad física diaria podría ayudar a reducir el riesgo de Parkinson

Seis horas a la semana realizando tareas domésticas o desplazándose al trabajo aparentemente protegen, según un estudio

healthfinder.gov

Una cantidad moderada de actividad física en su vida diaria puede reducir su riesgo de contraer Parkinson, según un estudio reciente.

"Descubrimos que un nivel medio de actividad física total diaria se asocia con un riesgo más bajo de contraer Parkinson", comentó la autora del estudio, Karin Wirdefeldt, del Instituto Karolinska en Estocolmo, en un comunicado de prensa de la revista Brain: A Journal of Neurology, que publicó su estudio.

Aunque el estudio halló un vínculo entre hacer ejercicio y un riesgo menor de Parkinson, es importante indicar que no fue diseñado para demostrar que el ejercicio fuera la causa definitiva de esta reducción en el riesgo.

La investigación contó con más de 43,000 mujeres y hombres en Suecia a los que se dio seguimiento durante un promedio de más de 12 años. Ninguno de ellos tenía Parkinson cuando se inscribieron. A casi 300 les habían diagnosticado el trastorno al final del estudio.

Los que realizaban más de 6 horas a la semana de actividad física, mediante las tareas domésticas y desplazándose al trabajo, tenían un riesgo de Parkinson un 43 por ciento más bajo que los que realizaban esas actividades durante menos de 2 horas a la semana, hallaron los investigadores.

Los investigadores también señalaron que los hombres con un nivel medio de actividad física tenían un 45 por ciento menos de probabilidades de contraer Parkinson que los que realizaban un nivel bajo de actividad física en total.

El ejercicio solo realizado en el tiempo libre no se asoció con un riesgo menor de Parkinson, según el estudio

9/11/14

Neuronas derivadas de células madre restauran la función motora en párkinson

 
Neuronas derivadas de células madre restauran la función motora en párkinson

Los resultados en animales son un 'gran paso' para plantearse su aplicación en humanos

abc.es

Millones de personas en todo el mundo padecen enfermedad de Parkinson, un trastorno del movimiento de momento incurable. Aunque existen tratamientos, las opciones actuales se asocian con efectos secundarios graves y pierden su eficacia con el tiempo. Desde hace años se especula con el trasplante de neuronas para ‘curar’ definitivamente la enfermedad y, según un estudio que se publica en «Cell Stem Cell» parece que se ha dado un gran paso en su aplicación en humanos: un equipo de investigadores la Universidad de Lund (Suecia) ha demostrado que el trasplante de neuronas derivadas de células madre embrionarias humanas (hESCs) puede restaurar la función motora en un modelo de rata de la enfermedad de Parkinson.

«Nuestro estudio representa un hito importante en la evaluación preclínica de las neuronas dopaminérgicas derivadas de células madre embrionarias humanas y proporciona una información esencial para su empleo en el tratamiento de la enfermedad de Parkinson», señala el autor principal del estudio, Malin Parmar.

La enfermedad de Parkinson está causada, en parte, por la muerte de las neuronas que liberan dopamina, lo que conduce a la pérdida progresiva de control sobre la destreza y la velocidad del movimiento. Actualmente las opciones de medicamentos y de tratamiento quirúrgico disponibles pueden perder eficacia con el tiempo y causar efectos secundarios graves, como movimientos involuntarios y problemas psiquiátricos. Otros enfoques, como el trasplante de células fetales humanas, sí han obtenido beneficios clínicos a largo plazo, pero solo en algunos individuos y también se han asociado con movimientos involuntarios. Además, el uso de tejido de fetos humanos abortados presenta cuestiones logísticas como la disponibilidad limitada de células, lo que dificulta al trasplante de tejido fetal como una opción terapéutica realista.


Función motora normal

En este trabajo, los investigadores de la Universidad de Lund trasplantaron neuronas dopaminérgicas de derivadas de células madre embrionarias humanas en las regiones del cerebro que controlan el movimiento en un modelo de rata de la enfermedad de Parkinson. Las células trasplantadas sobrevivieron al procedimiento, restauraron los niveles de dopamina a cifras normales al cabo de cinco meses y establecieron el patrón correcto de las conexiones de larga distancia en el cerebro. Como resultado de ello, explica Parmar, la terapia restauró la función motora en los animales.

Los expertos creen importante destacar que las neuronas derivadas de células madre embrionarias humanas muestran una eficacia y una potencia similar a las neuronas fetales cuando se trasplantaron en el modelo de rata de la enfermedad de Parkinson, lo que sugiere que el enfoque basado en células madre puede ser una alternativa viable a los que ya han sido establecidos con células fetales en pacientes con párkinson.

En este sentido, Roger Barker, del Hospital de Addenbrooke de la Universidad de Cambridge (Gran Bretaña), en una comentario hace una ‘hoja de ruta’ para que este enfoque llegue a la clínica. «Debemos tener toda la información necesaria sobre las terapias basadas en este tipo de células para la enfermedad de Parkinson y reconocer de los errores cometidos. Además, la investigación de hacerse de manera colaborativa, sin ser tentado a tomar atajos, ya que un ensayo clínico prematuro podría tener un impacto negativo en todo el campo de la medicina regenerativa».

31/8/14

El estrés aumenta las posibilidades de sufrir Parkinson 31-08-2014

.
El estrés aumenta las posibilidades de sufrir Parkinson, según un experto

EFE

El estrés que conlleva el ritmo de vida actual tiene como consecuencia un aumento de la actividad del sistema glutamatérgico -un neurotransmisor cerebral- que influye en la puesta en marcha de los sistemas de degeneración de las neuronas responsables de la enfermedad de Parkinson.

Así lo ha afirmado el director del área de Neurociencias del Hospital Xanit Internacional de Benalmádena (Málaga), Víctor Campos, quien ha añadido que "el incremento de este tipo de padecimientos cerebrales puede ser indicativo de una forma de vida a la que, al menos por ahora, el cerebro de los humanos parece no estar adaptado".

Otro de los factores que influyen en la mayor frecuencia de la aparición de esta enfermedad están asociados al aumento de la esperanza de vida, aunque las mejoras terapéuticas han conseguido que la vida de los pacientes sea más prolongada y de mejor calidad.

Según Campos, se trata de una enfermedad poco común antes de los 50 años, y que aumenta su incidencia de forma progresiva a partir de los 60.

"Por nuestra experiencia hemos comprobado que existe una edad de riesgo (alrededor de los 72-75 años) en la que si la enfermedad aparece será más grave y con peor respuesta a los tratamientos", ha manifestado en un comunicado.

A pesar de ello, ha aclarado que un cinco por ciento de las personas que sufren esta enfermedad tienen menos de 40 años.

Con respecto a los síntomas, en la mitad de los pacientes se inician con rigidez y lentitud en la realización de movimientos voluntarios, y en el resto, están asociados a un temblor característico que aparece cuando el paciente está relajado.

El doctor confía en que a corto plazo se podrá curar esta enfermedad gracias a las múltiples líneas de investigación que existen, y ha resaltado la importancia que de momento suponen los fármacos para el tratamiento del Parkinson y las estrategias quirúrgicas, entre las que figura la estimulación cerebral profunda.

adn.es

.